El reto de ser Mamá

(0 comentarios)

Conociendo  a  Paola la mamá de Cristóbal.

 

Dentro de lo que he trabajado como Psicóloga educativa, me he topado con niños y adolescentes que han tenido diferentes situaciones; fallas académicas, problemas disciplinarios, dudas vocacionales o problemas de aprendizaje. Todo esto se ve conectado estrechamente con el rol que desempeñan los papás en la vida de sus hijos, y como estas relaciones van determinando la forma en que desarrollamos una gran habilidad que es el manejo de nuestra emocionalidad, algo que nos determinará el resto de nuestras vidas.

A lo largo de mi experiencia me he dado cuenta que los procesos deben integrar tanto a padres como a hijos, para que hayan resultados favorables, y me causa gracia ahora que recuerdo, una pregunta que me han hecho en varias oportunidades: -Y tú tienes hijos?. Hasta hace un año la respuesta era no, y en muchas de esas ocasiones, se acompañaba de la siguiente afirmación: cuando tengas hijos, sabrás todo lo que llegas a sentir. No soy de las que piensa que para poder tener un conocimiento, tienes que vivir todas las cosas de la vida, y sólo de esta forma tu información va a ser genuina, por el contrario, pienso que los demás son el espejo para que en todo aquello que pueda llegar a suceder en mi vida, yo pueda aplicar herramientas de otras personas, no en vano existen los modelos a seguir.

Cristóbal Bahamón

Sin embargo ahora que me estoy estrenando como mamá, del niño más lindo del mundo (Así como para cada mamá sus hijos son los más lindos del mundo), me veo viviendo y experimentando una serie de emociones y situaciones que me desconciertan, y que me han llevado a la reflexión de esa afirmación a la que muchas veces me expuse en el pasado: cuando tengas hijos, sabrás todo lo que llegas a sentir.

Cometí un gran error desde el primer momento en que quedé embarazada y fue alimentar expectativas de lo que otros me decían, y esto le quitó la magia a mi momento de vida, mi momento con Cristóbal en mí, y ahora desde hace ya diez maravilloso meses a mi lado. Quiero entonces recapitular cada segundo con él, y entregarle mi más firme propósito: Caminaré a tu lado, viéndote crecer y experimentando como con cada paso yo evoluciono y me convierto en un ser cada vez mejor.

Y este paso inicia con mi nuevo concepto de ser mamá: ser mamá para mí, es tener la oportunidad de reconciliarme con mi vida, siempre buscando mi paz y mi tranquilidad, porque de esta forma me lleno de amor para mí y para Cristóbal, y eso mis queridos amigos, es lo único que nos piden nuestros hijos: AMOR INFINITO E INCONDICIONAL

Volver

Añadir comentario